El milagro del cojo de Calanda

|

Muchos son los prodigios atribuidos a la Virgen del Pilar pero el milagro del cojo de Calanda es particular por tratarse de algo tan ins贸lito como la restituci贸n de una pierna, un hecho sin parang贸n en el mundo, que fue interpretado como prueba de la resurrecci贸n de la carne鈥 Y no obstante, hablamos del milagro mejor documentado de la historia del cristianismo, acontecido en la villa turolense de Calanda, durante el reinado de Felipe IV. Hoy dedicamos esta entrada a este fundamental acontecimiento.

isabel guerra milagro de calanda

El prodigio le aconteci贸 a Miguel Juan Pellicer Blasco, quien, seg煤n los libros parroquiales, fue bautizado en Calanda el 25 de marzo de 1617, y que fue el segundo hijo de ocho hermanos. Por lo dem谩s, las declaraciones de los diversos testigos que fueron interrogados tras el asombroso milagro, nos permiten reconstruir el resto de la vida de Miguel. As铆, sabemos que a los diecinueve a帽os deja Calanda para irse a casa de su t铆o a trabajar, en Castell贸n. Y es all铆 donde tendr谩 lugar la desgracia: una ma帽ana, acarreando un carro cargado de trigo, tropieza, cae al suelo, y una de las ruedas pasa por encima de su pierna derecha, fractur谩ndole la tibia.

calanda7
Representaci贸n del accidente de Pellicer

Con prontitud, es llevado al Hospital Real de Valencia, pero es el deseo de Miguel Pellicer ser ingresado en el Hospital de Gracia de Zaragoza, y tras solo cinco d铆as, inicia el duro viaje de regreso a Arag贸n, el cual le ocupar谩 dos largos meses. Cuando por fin llega a la capital aragonesa, Miguel visita en primer lugar a la Virgen del Pilar; despu茅s, ya en el hospital zaragozano, el cirujano Estanga le amputa la pierna afectada. Es octubre de 1637.

Comienza entonces el calvario de Miguel, que con una pierna de palo y apoyado en una muleta, se gana la vida como buenamente puede, y sobre todo, de las limosnas que recibe en la puerta del Pilar. Pero a pesar de su desgracia y su miseria, no perder谩 Miguel su profunda devoci贸n. Cada d铆a o铆a la misa en la Santa Capilla; y cada tarde, untaba su mu帽贸n con el aceite de las l谩mparas de la Virgen del Pilar, intentando as铆 aliviar su dolor鈥

imagen 3
Miguel toma aceite de las l谩mparas de la Virgen para untarse el mu帽贸n.

Finalmente, y tras dos a帽os en Zaragoza, Miguel decide volver a su tierra natal e inicia el viaje a Calanda, donde se reencuentra con sus padres y hermanas.

Pocos d铆as despu茅s, suceder谩 en esa humilde casa el m谩s grande de los milagros jam谩s relatado en Europa鈥

Tuvo lugar la noche del 29 de marzo de 1640. Tras una intensa jornada de trabajo, en la que su hermana le ayud贸 a cargar nueve cargas de esti茅rcol en la era, Miguel Pellicer se fue a la cama temprano. Antes, como siempre acostumbraba, se quit贸 su pierna de palo. Aquella noche lo hizo en presencia de sus padres, pues un soldado que estaba de paso ocup贸 su habitaci贸n y 茅l hubo de acostarse en una improvisada yacija junto a la cama de sus padres. Enseguida, Miguel se duerme y se sume en un profundo sue帽o鈥 Sue帽a que se halla en la Capilla del Pilar, frente a la Virgen鈥 Sue帽a que se unta su mu帽贸n con el aceite de sus l谩mparas, tal como lo hab铆a hecho tantas veces鈥

Poco despu茅s, sus padres entran a la habitaci贸n para acostarse, y enseguida les llama la atenci贸n una suave fragancia que no era la propia de la casa. Entonces, a la luz del candil, presencian el extra帽o fen贸meno: 隆bajo la manta que cubre a Miguel no asoma una pierna, sino dos! Al momento, lo despiertan y los tres se admiran al comprobar que, efectivamente, el hijo ten铆a 铆ntegra su pierna amputada, en la cual eran reconocibles las cicatrices que ten铆a鈥 Con la primavera, y a la par que los campos recuperaban su color, Miguel hab铆a recuperado su pierna.

milagro de calanda ramon scholtz
Mural sobre el Milagro del cojo de Calanda de Ram贸n Stolz en la Bas铆lica del Pilar.

La noticia, como es l贸gico, corri贸 de boca en boca y ya esa noche se hizo p煤blico en toda la vecindad. Al d铆a siguiente se celebr贸 en la parroquia una misa de acci贸n de gracias, y el 2 de abril llegan a Calanda, desde Mazale贸n, el cura y el notario, quien levanta acta de 鈥渢an impresionante hecho鈥濃 A partir de ese momento, todo se sucede con rapidez.

El d铆a 25 del mismo mes, son Miguel y sus padres quienes viajan a Zaragoza para dar gracias a la Virgen del Pilar, considerada autora del milagro. A su vuelta, el Justicia de Calanda redacta un informe que es enviado el d铆a 30, por el cabildo del Pilar, al conde-duque de Olivares. Pero la noticia se extiende en todas direcciones por s铆 sola, y en pocas semanas, el milagro es aclamado en toda Espa帽a. As铆, el d铆a 2 de junio daba comienzo el proceso arzobispal, que se prolong贸 hasta casi un a帽o. Durante el largo juicio, declararon decenas de testigos y personas relacionadas con el caso, hall谩ndose entre ellos familiares y vecinos, religiosos, autoridades locales, y sanitarios. Entre los 煤ltimos, llama la atenci贸n el testimonio del cirujano Estanga, que fue quien amput贸 la pierna a Pellicer, y el de su ayudante, el mancebo practicante Joan Lorenzo Garc铆a, quien se encarg贸 de enterrar el miembro. Todos ellos, sin excepci贸n, dieron fe del misterio.

360px Pierna de Miguel Pellicer
Representaci贸n escult贸rica de la pierna cortada de Miguel Juan Pellicer, en la clave del arco de la portada del Templo del Pilar de Calanda.

La sentencia fue dictada por el arzobispo Pedro Alaolaza el 27 de abril de 1641, y celebrada con fiestas y fuegos artificiales. En la misma, que se conserva hoy 鈥搄unto con el resto del proceso- en el archivo del Pilar, se reconoce el caso como una obra 鈥渙perada de modo admirable y milagroso鈥.

Poco despu茅s, ese mismo a帽o, el mism铆simo rey de Espa帽a, Felipe IV, se interesa por el hecho y recibe a Miguel Pellicer en la corte. All铆, el monarca se arrodilla y besa la pierna derecha del calandino. Cada vez gana m谩s fama el nuevo y tan comprobado milagro, y empiezan a correr r铆os de tinta que lo relatan en diferentes lenguas, llegando incluso a ser de conocimiento del papa Urbano VIII en 1643. Circulan folletos, se editan relaciones, y se componen romances que pronto se hacen populares鈥 Hasta en los gozos a la Virgen del Pilar son introducidos unos versos alusivos al milagro en muchos rincones de Arag贸n, y que el pueblo, autor de los mismos, rezar谩 con devoci贸n.

hoja de la sentencia del proceso milagro calanda
Hoja de la sentencia del proceso

En efecto, el milagro promocion贸 el culto mariano, y miles de fieles de toda Europa comenzaron a fluir al templo del Pilar, templo que poco despu茅s del episodio fue reedificado, construy茅ndose uno que diese cabida a tantos peregrinos. La nueva obra, de estilo barroco, es la que hoy sigue cobijando a la Virgen del Pilar en Zaragoza鈥

Antes de su construcci贸n, no obstante, fue levantado otro templo a la Virgen del Pilar en la propia localidad de Calanda, justo en el lugar donde se encontraba la habitaci贸n donde sucediera el milagro. Hoy, adem谩s, existe en el municipio la 鈥淐asa-museo de Miguel Pellicer鈥, donde se rememora el milagro m谩s famoso y mejor documentado de la Virgen del Pilar hasta el d铆a de hoy.

1 comentario en 芦El milagro del cojo de Calanda禄

Deja un comentario